¡Hola Amante de las historias! Definitivamente, adoptar niños es un acto grato que mejora la vida tanto del adoptado, como de sus nuevos padre ¡Pues logran cumplir un gran sueño!

Hoy debes conocer la historia de un cirujano plástico que adoptó dos chicas y comenzó a operarlas desde muy temprana edad. Te aseguro que vale la pena leerla hasta el final y Compartirla. 

[showhide more_text=»Clic Aquí Para Seguir Leyendo» less_text=»Mostrar Menos…»]

Cirujano plástico adoptó a dos niñas y las ha estado operando desde los 10 años. Así lucen hoy


Definitivamente las cirugías plásticas cada vez son más comunes y existen muchísimas personas dispuesta a gastar grandes cantidades de dinero para lograr tener una apariencia que resalte sus atributos. Pero como todo, en exceso, las cirugías pueden causar un efecto contrario, y puede llegar a dañar la naturalidad de las personas. 

Aunque debemos aprender a aceptar que cada quién toma las decisiones que prefiera con su cuerpo y las cirugías sean cada vez más popularizadas, es importante saber ¿Cuándo se llega al límite de la vanidad o incluso preguntarse si estas personas lo llegan a ver?

Esta es la historia de Charm y Brittani Niccole quiénes fueron adoptadas por un cirujano plástico cuando eran muy pequeñas y se encontraban en un orfanato esperando que alguna familia quisiera compartir el resto de sus vidas con ellas.

Cuando Charm tenía solo 10 años, comenzó a acomplejarse con la apariencia de su ombligo que incluso le daba »asco». Por supuesto que la niña no dudó en plantearle la situación a su padre adoptivo quién de inmediato accedió a ayudarla y se encargó de arreglar lo que le estaba incomodando. 

upsocl.com

Ese fue tan solo el inicio de na serie de cirugías por las que han pasado las hermanas…

A los 18 años, se colocaron sus primeros implantes de pecho, a los 21 se realizaron rinoplastia, a los 25 un segundo aumento de pechos para llegar a la copa C y por si fuera poco, constantemente se aplican botox para frenar el envejecimiento en su rostro. Cuando en realidad no pasan de 30 años.

Este caso fue reconocido en la ciudad donde viven y por supuesto las críticas ante la situación comenzaron a llover, sobre todo por el hecho de que sus padre las utilizara como »muñecas» para mejorar sus técnicas de trabajo. 

Aunque pueda parecer una situación molesta, para estas chicas la situación es todo lo contrario y aseguran:  “La gente puede ser muy ignorante. Todo lo que nos hemos hecho ha sido para estar a gusto con nosotras mismas, y nadie nos trataría con más cuidado que nuestro padre”.

Esta historia demuestra que la obsesión por querer lucir »increíble» no tiene barreras y que en definitiva, cada quién hace con su cuerpo lo que mejor le parezca.

Gracias por visitarnos 🙂

Te invito a SUSCRIBIRTE En nuestro canal de YouTube HAZ CLIC AQUÍ Recuerda que cada día compartimos nuevas cosas, no te pierdas nada.

Y si nunca comentas, solo regálanos un Hola 🙂 y sabremos que nos lees. Además si te gustó lo que viste COMPÁRTELO…

ML
[/showhide]