¡Hola amante de las historias! ¿Sabías que las cifras de maltrato infantil van en aumento? Debido a que cada día son más los niños que valientemente deciden contar su historia y salir de esa pesadilla.

Y aunque lo ideal seria que ningún niño tuviese que estar en la obligación de ser valiente y contar que está siendo maltratado, esta es una realidad y por eso historias como la de Iván merece difusión.

¿Quieres saber qué sucedió? Quédate hasta el final y no te pierdas ni un solo detalle de esta historia.

¡Desgarrador! La Carta De Iván Antes De Que Sus Padres Lo Mataran Me Rompió El Corazón.

«Hola, me llamo Iván y tengo siete años» comienza escribiendo el pequeño, «Quiero mucho a mi papá y a mi mamá, pero también me dan miedo. Me pegan y no entiendo la razón…»

Iván era un buen chico, tenía buenas notas en el colegio, se portaba bien, era educado y amable con todos. Pero también era alguien solitario, no tenía amigos y siempre estaba solo.

Iván sufría maltrato en la escuela y en su casa.

En la escuela se reían suyo por el hecho de siempre llevar los mismos pantalones, la misma camiseta y los mismo zapatos rotos.

En casa, su mamá y su papá eran agresivos y encontraban cualquier excusa para agredirlo y no solo físicamente pues también lo privaban de su comida de vez en cuando.

Los abusos cada vez eran peores y la voluntad de Iván se quebraba más y más…

Un día Iván derramó un poco de té y entonces su madre perdió la cordura y lo golpeo muy fuerte. Él sintió una presión muy fuerte en el pecho y se desmayó.

Despertó en el hospital completamente solo, los médicos le dijeron que sus padres llegarían pronto, pero ellos nunca lo hicieron.

Dos días depués Iván murió.

Las palizas que recibía diariamente fueron deteriorando su salud lentamente hasta que acabaron con su vida.

Cuando el pequeño murió, los médicos encontraron en sus manos una carta tan triste que te romperá el corazón:

«Queridos mamá y papá, estoy muy triste porque soy feo, asqueroso y tonto, todos lo dicen. Me rompe el corazón que no me quieran.

Yo solo quería un abrazo, un beso o un «te quiero» al meno una vez. Papá, yo solo quería que jugaras conmigo, no que te avergonzaras de tu hijo…»

El maltrato infantil debe parar.

Hay muchas historias como la de Iván por el mundo, niños privados de su derecho de recibir amor, educación y tener un hogar seguro.

Es momento de empezar a darle más voz a este tema, pues muchas personas ignoran lo grave que es y las consecuencias que puede traer. Que no hayan más muertes a causa de violencia.

AA.

Gracias por visitarnos 🙂

Te invito a SUSCRIBIRTE En nuestro canal de YouTube HAZ CLIC AQUÍ Recuerda que cada día compartimos nuevas cosas, no te pierdas nada.

Y si nunca comentas, solo regálanos un Hola 🙂 y sabremos que nos lees. Además si te gustó lo que viste COMPÁRTELO…