¡Hola amante de las historias! Las temperaturas cayeron a 35 grados bajo cero en Prince George, Columbia Británica. Y por si eso no fuera poco, una misteriosa caja fue abandonada a un lado de la calle.

¿Quién la dejó allí? ¿Qué contenía la caja? ¿Por qué nadie se daba cuenta que, literalmente, una vida pendía de un hilo para sobrevivir? Conoce esta conmovedora historia, que de seguro te sacará algunas lágrimas. ¡Quédate hasta el final para que conozcas el desenlace de la historia y No olvides Compartirla con tus amigos!


[showhide more_text=»Clic Aquí Para Seguir Leyendo» less_text=»Mostrar Menos…»]

Descubre Que Contenía Una Misteriosa Caja Que Fue Abandonada En Mitad Del Invierno

Dentro de aquella sospechosa caja, se encontraba un pequeño cachorro Yorkie Poo de 3 meses, el cual fue abandonado por sus dueños y olvidado en aquella prisión de cartón. Además, le colocaron una banda elástica alrededor de su boca, para evitar que llorara.

El oscuro y frío invierto estaba comenzando a comprometer la salud del pequeño, cuando fue descubierto por una buena samaritana. Esta mujer, al ver el estado en que se encontraba el cachorro, lo llevó a su casa.

Se pudo dar cuenta que, a pesar del abandono, el perro presentaba otras heridas, lo más probable hechas por sus anteriores dueños. Comenzó sus cuidados y la llamó Estrella.

La banda de goma que estaba envuelta alrededor de su hocico había causado un gran problema en sus labios, dejando la carne expuesta a infecciones.

¿Por qué una persona le pondría una banda elástica en el hocico a este pequeño cachorro? ¿Qué fue lo que pasó, para que alguien dejara abandonado a este perro en medio del frío?

Probablemente nunca lo descubriremos.

Shawna, la mujer que la rescató, desafortunadamente no tenía dinero para continuar con sus cuidados. El perro fue llevado entonces a la fundación Animal Advocates, que se ocupa de los animales maltratados. 

Al llegar, comenzaron a aplicarle analgésicos y antibióticos para sus heridas, mientras que en su boca se requirió un tratamiento especial. 

Finalmente, después de que recuperara un poco el peso adecuado, le realizaron una cirugía para conectar los bordes del labio desgarrado.

La herida sanó sin problemas y solo quedó una pequeña cicatriz de la terrible experiencia.

Bajo la atenta mirada del veterinario, fue recuperándose muy rápido. Ahora vive con Shawna y con otras mascotas. Después de todo, ella consiguió un buen hogar, uno tan amoroso como el que merece todo perro.

Cada día, juega y disfruta de la vida con alegría.

Si te gusto comparte con todos tus amigos!

[/showhide]

Atención: Estas imágenes no son de nuestra autoría, si conoces o eres uno de los creadores, ponte en contacto con nosotros para darte los créditos.