¡Hola amantes de las historias! En la ciudad de Crato, Brasil, un limpiador de calles encontró entre la basura un gran tesoro, que cambiaría su vida. Continúa leyendo y descúbrelo.

La vida puede cambiar de un momento a otro

Cícero Rodrigues Ferreira se encontraba un buen día recolectando basura y encontró libros tirados en bolsas plásticas y cajas de cartón. Cícero tan solo tenía 18 años cuando esto ocurrió.

El hombre decidió comenzar a estudiar y así cumplir lo que hace años atrás le había prometido a sus padres: estudiaría y enseñaría a otros.

Con esfuerzo logró culminar el doctorado

A finales del año pasado, Rodrigues culminó su doctorado en teología. Con este logro se siente realizado y afortunado por inspirar a otros.

El mayor de cuatro hermanos y gran admirador de la música de Bob Maley, aprendió inglés al escuchar las canciones del artista. Además, tuvo la necesidad de aprender el griego, para entender los escritos originales del Nuevo Testamento y así aprobar el doctorado en teología con buenas calificaciones.

Con gran humildad, Cícero Rodrigues Ferreira nos demuestra que lo que realmente importa son nuestras ganas de surgir y ser mejores personas.

¡Comenta y comparte con tus amigos!