¡Hola amante de las historias! Te aseguro que cuando termines de mirar esta información, no querrás volver a caminar por las calles de noche.

En Estados Unidos un asesino serial se encuentra suelto y está aterrorizando cada vez más a la población de una localidad en Florida.

Después de que hayas terminado de ver ésto, sabrás que hay dementes por ahí matando a personas sin razón alguna y que estar en la calle sin mucho que hacer de noche, no es una opción.

¿Quieres saber más al respecto? Entonces quédate con nosotros y no olvides contarnos tu opinión en los comentarios. 😮

Asesino serial en Florida.

Un asesino serial anda suelto en Tampa, Florida, escogiendo a sus víctimas supuestamente al azar en las calles oscuras. Los vecinos tienen instrucciones de no pasear solos por la noche y viven con el terror de que el homicida esté entre ellos.

EFE

El martes de madrugada, un hombre de sesenta años, Ronald Felton, fue la cuarta víctima mortal de una serie de enigmáticos asesinatos que empezó el nueve de octubre en el vecindario de Seminole Heights, cerca del centro de Tampa.

Los cuatro asesinatos tuvieron sitio a menos de ochocientos metros uno del otro en este distrito histórico. Todas y cada una de las víctimas paseaban solas por la calle en ese instante, y fueron fallecidas de un tiro sin aparente razón. A ninguna la hurtaron.

Felton, un trabajador de la construcción desempleado, cruzaba la calle ya antes del amanecer cuando alguien le disparó en la cabeza por detrás, afirmó la policía.

Igual que en los casos precedentes, el asesino desapareció en la noche, evitando a la policía pese a que la urbe está ahora con fuerza protegida por patrulleros.

Su aparente conocimiento de los recovecos del vecindario ha alimentado la sospecha de que el asesino vive allá.

La primera víctima en la serie de asesinatos fue Benjamin Mitchell, de veintidós años. Un par de días después, el once de octubre, murió Mónica Hoffa, de treinta y dos, y el diecinueve de ese mes murió Anthony Naiboa, de veinte.

Antonio Rodríguez afirmó que acostumbraba a trabajar con una de las víctimas, Mitchell, en una tienda de suministros Walmart.

«Siempre nos reuníamos al salir del trabajo«, recordó. «Por eso no me gusta mucho hablar de eso. Me toca una fibra. Era un buen muchacho«.

La policía de Tampa estudia los cuatro asesinatos como vinculados, salvo que las pesquisas prueben lo opuesto.

Fuente: debate

Si pensabas que los asesinos seriales se encontraban extintos, de ahora en adelante no seguirás creyendo lo mismo. ¡Las personas de Tampa deben tener mucha precaución si piensan caminar solos en las calles oscuras!