¡Hola! Después de que veas la espantosa noticia que te mostraré de seguro quedarás indignado con las autoridades y las leyes.

Un hombre fue liberado y puede ejercer su carrera luego de haber asesinado a su amiga hace ya varios años.

Cuando hayas terminado de ver la información sobre este hombre, entenderás que la justicia en muchas ocasiones irónicamente no es la más adecuada y es muy triste.

¿Quieres saber de qué se trata? Mira hasta el final… y no olvides contarnos tu opinión en los comentarios. 

Liberado sin problemas.

Hace menos de diez años, en los sanfermines de dos mil ocho, José Diego Yllanes Vizcay asesinó de forma salvaje a Nagore Laffage.

Él tenía veintisiete años y era diplomado en Medicina por la Universidad de Navarra en la especialidad de Psiquiatría. Ella tenía veinte años y era enfermera. Eran compañeros.

Se hallaron en la calle y subieron a la casa de él. Entonces, conforme la sentencia, Diego Yllanes empezó a desvestirla «de forma violenta«. Nagore, que se sentía agredida s3xu4lmente, le amenazo con denunciar y «destruirle la carrera».

Yllanes le rompió la ropa, la violó y la mató a golpes. La necropsia encontró hasta treinta y ocho heridas en el cuerpo de Nagore, externas y también internas.

Un jurado popular condenó a Diego Yllanes por homicidio, no por asesinato. El tribunal popular arguyó que el condenado no aprovechó la indefensible de Nagore.

Además de esto, le aplicó cuatro mitigantes confesión del delito, rapto, intoxicación etílica y reparación del daño y una sola circunstancia agravante de abuso de superioridad. se le otorgaron tan solo doce años de prisión.

Tras cumplir poco más de nueve años de prisión, el homicida de Nagore Laffage ya goza de un régimen de semilibertad.

A fines del año pasado, en plena tormenta mediática sobre el caso de ‘La Manada’, se supo que Diego Yllanes solo iba a dormir a la prisión y trabajaba en un clínica psiquiátrica privada a lo largo de sus permisos. Esta información desató la indignación de las redes sociales.

Desde el pasado siete de marzo , Yllanes ya no duerme en cárcel, una vez que la titular del juzgado de vigilancia penitenciaria número dos de la capital de España, Mercedes Fernández Faraldo, le concediera la libertad condicional.

Diego Yllanes prosigue vetado para ejercer su profesión en la sanidad pública hasta dos mil veinte, cuando se cumple su condena y se extinguirán sus penas.

Fuente: lavanguardia

Es inscribible como los tribunales fueron tan bondadosos con este asesino aun habiendo confesado todos sus delitos como agresor sexual. ¡Es totalmente triste!