Abuela denuncia historias falsas sobre el asesinato de su nieto. Ella escribe una carta donde describe el crimen un caso de gatillo fácil. Pues, fue fusilado por la espalda.

La carta de la abuela del niño asesinado por la policía en Tucumán fue publicada a través de las redes, en la que denuncia las falsas versiones difundidas por los medios. Quédate con nosotros hasta el final…

¡Exige Justicia!

Facundo Burgos de doce años fue asesinado en San Miguel de Tucumán de un balazo en la nuca luego de que la policía local intentara detenerlo junto a su amigo Juan por “circular de forma sospechosa”.

Según el informe, los chicos habían iniciado un enfrentamiento, lo que Mercedes del Valle Ferreira, su abuela, desmiente y denuncia el trato recibido en el Hospital Padilla, donde dice que fueron recibidos con mentiras los voceros de las Fuerzas.

Inicialmente, a la familia se le dijo que el niño había fallecido por causa de un arrollamiento, pero una tomografía reveló que había sido por haber recibido un tiro de un arma de nueve milímetros.

El hecho ocurrió cuando Facundo y su amigo regresaba a casa en moto, cuando quedaron en medio de una persecución policial en la que ambos fueron heridos, él con un tiro en la nuca y su amigo con uno en la cabeza y otro en la pierna.

Los oficiales fueron detenidos pero pocas horas después fueron liberados y el niño fue trasladado al hospital donde se dio con la verdadera causa de muerte.

Según cuenta la abuela en su carta, Facundo era un niño soñador y noble que acababa de terminar la primaria con excelentes calificaciones. Aquí te mostramos algunas de las líneas escritas por esta abuela dolida:

Mataron a mi negrito

«Ya no me quedan lágrimas. Nos destrozaron la vida. El Negro era un niño maravilloso, lleno de amistades, que no tenía problemas con nadie. Y a pocas horas de su primer día en la secundaria, lo mataron».

«Tenía doce años y era hermano de otras dos niñitas, de repente pasó a estar en el hospital Ángel Padilla, tirado en un rincón, con la cabeza destrozada… Era una criaturita, mi criaturita”.

«Para colmo, debemos soportar infinidad de historias falsas, circulando por Internet o televisión, porque no, nada hubiera justificado lo que hicieron, pero mi nieto no robaba, ni manejaba un revólver, como inventa la Policía».

«No entendemos porqué lo hicieron pero no van a detenernos hasta que se haga justicia, para que mi nietito pueda descansar en paz. Te juro, que no voy a bajar los brazos»

Vía

¿Qué opinas de esta historia? Espero tu opinión en los comentarios.

Gracias por visitar la página 🙂 Comparte Con Todos Tus Amigos Y Familiares.