¿En tu vida existen personas tóxicas que te desean el mal? Es importante para ti que te tomes el tiempo necesario para apreciar esta valiosa reflexión.

Te aseguro que tu vida va a cambiar, Todos nos molestamos con las personas que te ofenden o te desean mal. Pero te enseñaremos a lidiar con eso es muy sencillo. No reacciones ante estas situaciones.¿Quieres saber de qué se trata? Mira hasta el final…

Estoy aprendiendo que no debo reaccionar a todo y todos los que me hacen mal.

Imagen de osegredo.com.br

No tengo que lastimar a aquellas personas que me hieren y ni «rehacer en la misma moneda» los actos de egoísmo, por el hecho de que no es con que se edifica una vida feliz.

Lentamente, estoy entendiendo que la madurez no es forzar a sí mismo a convivir con personas tóxicas, sino separarse y enfocarse en la propia dicha.

Estoy aprendiendo poquito a poco que es preciso el mismo esmero para reaccionar de forma negativa o bien positiva a las situaciones de la vida, mas que la última elección no me desvía del camino de vivir una vida alumbrada y leal a mi auténtico .

Estoy aprendiendo que no todo el mundo me tratar precisamente como deseo, que el intento de vencer y superar a todos a mi alrededor solo me hace una persona solitaria y llena de vacíos.

Es difícil, más poco a poco aprendo que la actitud de no reaccionar a lo que me duele no significa que yo he resignado a mi situación actual, pero elijo a posicionarme por encima de ella, pues sé que la vida está hecha de fases .

De ahí que, elijo aprender con mi presente y transformar en una persona mejor. Para eso, me estoy distanciando de personas negativas y tóxicas, que me hacen sentir deficiente.

Gracias por tomarte el tiempo de leernos, te esperamos en una nueva oportunidad. Siempre hacemos lo mejor para ti.

Recuerda que tu vida es más importante que la de los demás. No dejes que las cosas negativas cambien tu horizonte.

Vía

¿Qué opinas de esta historia? Espero tu opinión en los comentarios.

Gracias por visitar la página 🙂 Comparte Con Todos Tus Amigos Y Familiares.