¡Hola Amante de las historias! No importa la edad que se tenga, para un hijo el cuidado de la madre siempre va a ser el ideal. Y la tierna historia que conocerás hoy lo confirma.

Una anciana de 98 años se mudó al mismo asilo de su hijo de 80 años para acompañarlo diariamente. Quédate hasta el final para conocer todos los detalles y comparte la información con tus amigos.