¡Hola amante de las historias! ¿Eres amante de tomar el sol? Muchas chicas, suelen estar obsesionadas con esta práctica. Pero es sobre todo, porque las hace lucir muy bien.

Pero no siempre todo es bueno. Broncear nuestra piel, tiene efectos tan negativos en nuestra piel que quizá no puedas creerlo. Esta chica, no puso atención a las consecuencias y ahora, debe pagar por los daños, ¿Quieres saber qué le sucedió? Quédate hasta el final y lo sabrás.

Adolescente Fue Adicta A Tomar El Sol Y A La Piel Bronceada, Ahora Tiene 42 Años Y Lleva 86 Cirugías ¡Aprendamos De Su Lección!


La mayoría de las adolescentes sueñan con verse completamente bellas. Por eso, optan por cualquier tratamiento que las acerque a su meta.

Esta chica, cuando tenía diecisiete años, no podía dejar de broncear su piel. Pero el resultado, después de tantos años, es realmente triste y trágico.

Mira Qué Sucedió Con Esta Adolescente Luego De Broncear Su Piel Constantemente

Shareably

Lisa Pace, era una adolescente de piel muy blanca y con pecas. Como sabemos, este tipo de piel suele ser mucho más sensibles que aquella que es morena. Pero ella, insistía en broncear su piel pálida.

Cuando la adolescente cumplió la mayoría de edad, subió un nivel más. Ya no optaba solo por recibir los rayos del sol directamente, sino que necesitaba algo más. Fue entonces cuando comenzó a broncear su piel en las camas de bronceados.

Como sabemos, este tipo de tratamientos involucra químicos que dañan la piel. Pero para Lisa, esto no fue un impedimento. Mientras más bronceaba su piel, personas le decían que se veía realmente bien. Por lo que se sentía apoyada para seguir.

“Comencé a broncearme todos los días o un día de por medio” aseguró Lisa. Pero todo cambió cuando ella cumplió los veintitres años.

Las Duras Consecuencias Para Lisa…

Shareably

Los médicos diagnosticaron melanoma en su piel. Este es un tipo de cáncer de piel muy peligroso. Lisa, comenzó a trabajar para erradicar esta enfermedad de su piel, y lo logró. Con éxito, pudo aplicar tratamientos médicos que alejaron la enfermedad de ella.

Pensaríamos entonces que Lisa, dejó a un lado su obsesión. Pero es todo lo contrario. Ella continuó en las camas de bronceado ¿El resultado? El cáncer regresó pero esta vez fue en su cara.

Shareably

Lisa, al ver la gran cicatriz que ahora tenía en su cara no podía dejar de pensar en que pudo haber evitado esta enfermedad. Ella sabía que el cáncer de piel que ahora la atormentaba lo había buscado ella misma.

Los daños en la piel, no dejaron de aparecer. El cáncer seguía presente. Su piel ya se encontraba realmente maltratada. Cuando Lisa alcanzó los treinta años ya tenía en ella cincuenta operaciones. Sí, así como lo escuchas.

Lisa, comenzó a ver que el cáncer se propagaba por todo su cuerpo. Esta fue la razón por la que las operaciones fueran aumentado. Hoy en día, ha sufrido un total de ochenta y seis operaciones.

Shareably

“Si pudiera volver a mi yo de diecisiete años, me diría que el cáncer de piel sí existe. Que no me meta en la cama de bronceado, que use protector solar. Y que la gente va a quererme por lo que soy, por mi interior”.

Sin duda, Lisa aprendió la lección. Quizá un poco tarde pero analizando siempre las consecuencias de sus actos y aprendiendo de ellos. Si tú que eres adolescente, quieres broncear tu piel, debes pensarlo un par de veces. Seamos felices por lo que somos y sobre todo, por cómo nos vemos.

Gracias por visitarnos 🙂

Te invito a SUSCRIBIRTE En nuestro canal de YouTube HAZ CLIC AQUÍ Recuerda que cada día compartimos nuevas cosas, no te pierdas nada.

Y si nunca comentas, solo regálanos un Hola 🙂 y sabremos que nos lees. Además si te gustó lo que viste COMPÁRTELO…

Fuente de inspiración
KM