¡Hola amante de las historias! Emily es una abuelita de 101 años que estaba en perfecto uso de sus capacidades mentales, aunque su cuidadora quería que se pensara lo contrario.

Esta anciana le aseguró a su sobrina que su cuidadora la había tomado con tanta fuerza por los tobillos que hizo que se cayera de la cama. ¡Quédate hasta el final para que conozcas el desenlace de la historia y No olvides Compartirla con tus amigos!