¡Hola amante de las historias! Nunca es tarde en la vida, sobre todo si se trata de recuperar tus ganas de estudiar y ser alguien en la vida. Y es que quien no lo hace, solo busca excusas para justificarse.

Gracias a Dios tenemos ejemplos muy buenos de superación, uno de ellos te lo contaré en esta historia, pues la protagonista de ella no se limitó y cumplir su sueño de seguir estudiando… ¡a los 93 años! ¡Quédate hasta el final para que conozcas el desenlace y No olvides Compartirlo con tus amigos!


Atención: Estas imágenes no son de nuestra autoría, si conoces o eres uno de los creadores de ellas, colócate en contacto con nosotros para otorgarte los créditos correspondientes.