1. La edad: forever young. 

No se puede poner a duda, es bastante común que a las mujeres les guste ”jugar” con el número de su edad. Es decir que, probablemente debas esperar a generarles confianza para que te digan la verdad. 

2. Decir que son solteras (cuando no es verdad).

Quizás esta sea una mala noticia para algunos hombres pero es una realidad. Cuando estés conociendo a alguna mujer, busca la manera correcta de acercarte a ella para que sea sincera contigo en cuanto a su situación sentimental ¡Es un paso importante para evitar decepciones!

3. “Somos sólo amigos. Él no está interesado en mi”

Muchas mujeres son modestas por naturaleza. En caso que alguna te interese, debes saber demostrárselo constantemente para que no disperse sus pensamientos y entonces espere solo una ”amistad sana”. Aunque no es malo, si no es lo que buscas, podría perjudicarlos. 

4. “Que va. Yo no estoy coqueteando”

Lamentablemente, a muchas mujeres les encanta aumentar su ego a costa de los hombres. En ocasiones, pueden parecer bastante simpáticas mientras sus verdaderas intenciones están totalmente alejadas de ”formalizar” algo. Hay que tener mucho cuidado con este ”detalle”.

5. “Nunca había hecho esto antes”

Por cuestiones de seguridad, a la mayoría de las mujeres les gusta aparentar ser ”inocentes” para que se cataloguen casi automáticamente como ”buenas chicas”. Sinceramente, lo más recomendable es poner en duda cualquier historia que involucre alguna ”experiencia” de su pasado y esperar a tener más confianza para confirmar lo que ella haya dicho.

6. La última vez en la que tuvieron relaciones sexuales.

Es una información bastante íntima por lo tanto no confíes en su respuesta. Estudios han confirmado que la mayoría de las mujeres solteras cuando se les hace tal pregunta, responden ”6 – 8 meses atrás”… Quizás sea pura coincidencia ¡Pero no olvides que son muy astutas! 

7. Número de parejas sexuales que han tenido

Siguiendo la misma línea de los puntos anteriores, esta pregunta también es muy delicada para las mujeres. Por cuestiones de comodidad, prefieren guardarse la respuesta para su privacidad. Si se lo preguntas recién conociéndola, no dudes que seguirá insinuando ser muy ”inocente”.