¡Hola amante de las historias! Los animales a diario nos enseñan del amor incondicional. Incluso cuando los humanos no se comportan tan bien como deberían.  

Esta es la historia de cómo un pequeño perro, sufrió a mano de tres adolescentes, quienes no tuvieron piedad alguna. Descubre sus motivaciones y cómo se recuperó. ¡Quédate hasta el final para que conozcas el desenlace de la historia y No olvides Compartirla con tus amigos!


[showhide more_text=»Clic Aquí Para Seguir Leyendo» less_text=»Mostrar Menos…»]

Adolescentes Golpearon A Un Pequeño Perro Y Así Reaccionó Después

El cachorro se llama Chunky y fue secuestrado por unos adolescentes, que le dieron drogas, patearon, golpearon, prendieron fuego y finalmente lo dejaron después de que se cansaron de abusar de él.

Chunky fue encontrado con una pierna y el cuello roto, con quemaduras en toda la cara y los ojos. Debió haber sufrido horriblemente durante horas mientras se producía la tortura, sin sentido y para la diversión de estos muchachos.

Lo que quizás fue aún peor fue el hecho de que Chunky sufrió durante días, después de ser abandonado, literalmente fue dado por muerto y lo dejaron solo, deambulando al lado de una carretera.

La terrible experiencia resultó en muchas heridas para el pequeño animal. Quien, afortunadamente, fue rescatado y recibió la atención que necesitaba. 

Ahora ha recuperado la salud y ha regresado a sus amados dueños, aunque nos tememos que estará un poco tímido y nervioso, al menos por un tiempo, como resultado de su terrible experiencia.

Sus dueños nunca serán capaces de aceptar la violencia sin sentido a la que fue sometido.

Aunque el incidente tuvo lugar el año pasado, es importante reconocerlo, porque la crueldad hacia los animales continúa ocurriendo en todo el mundo. 

Muchos activistas, trabajan día y noche, para ayudar a crear conciencia sobre este tipo de situaciones y ver el cambio que se desea en el mundo.

Los tres adolescentes responsables fueron vetados de tener animales durante cinco años y se les ordenó pagar una multa, más los costos de la recuperación de Chunky.

Estos delincuentes deberían ser colocados en un registro de crueldad animal, que los seguiría de por vida. Dos de los jóvenes tenían 16 años y uno tenía 15 años en el momento del delito.

Si te gusto comparte con todos tus amigos!

[/showhide]

Atención: Estas imágenes no son de nuestra autoría, si conoces o eres uno de los creadores, ponte en contacto con nosotros para darte los créditos.